El cáncer de mama es el cáncer más frecuente en las mujeres tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo, siendo diagnosticadas por año cerca de 1.7 millones de mujeres en el mundo.

Factores de riesgo

  • Edad: La mayoría de cánceres de mama se produce sobre los 50 años; a los 60 años el riesgo es más elevado y resulta muy poco frecuente por debajo de los 35 años, aunque también es posible.
  • Sexo: Las mujeres son las más propensas a desarrollar cáncer de mama. Los hombres también pueden sufrirlo, pero la probabilidad es de uno por cada cien mujeres.
  • Antecedentes familiares: Las posibilidades aumentan si una hermana, madre o hija ha sufrido esta enfermedad. Además este riesgo se eleva si el familiar que ha padecido cáncer lo ha hecho antes de la menopausia, o si ha afectado a los dos senos.
  • Haber sufrido otro cáncer: El riesgo de cáncer de mama aumenta si se ha sufrido previamente otro cáncer, especialmente de ovario o de colon, o un carcinoma lobular o ductal in situ.

Síntomas

  • Un bulto o tumoración que se siente al tacto, que se diferencia del resto de tejido mamario, de consistencia dura, mayormente no dolorosa, y que no desaparece en el transcurso de los días.
  • Piel de la mama rugosa, que se puede parecer a la “cáscara de una naranja”.
  • Deformidad de la mama.
  • Secreción mamaria, sobre todo si contiene sangre.
  • Hundimiento del pezón.

Diagnóstico temprano

  • La prueba para detectar el cáncer de mama es la Mamografía, la cual debe realizarse a partir de los 40 años, sin embargo las mujeres deben de realizarse un autoexamen palpándose las mamas frecuentemente.