Es un tipo de crecimiento celular maligno producido con capacidad de invasión y destrucción de otros tejidos y órganos, en particular el esófago y el intestino delgado, causando cerca de un millón de muertes en el mundo anualmente.

Factores de riesgo

  • Edad: La enfermedad se presenta aproximadamente a los 50 años de edad.
  • Sexo: En los hombres la tasa de incidencia de cáncer es el doble que en las mujeres.
  • Dieta: Una alimentación rica en sal, embutidos y alimentos ahumados.
  • Consumo de alcohol y tabaco.
  • Antecedentes familiares: Las familias que cuentan con varios miembros diagnosticados de cáncer gástrico poseen una incidencia 2 a 3 veces mayor que el resto de la población.
  • Padecimiento de enfermedades benignas que pueden favorecer la aparición del cáncer, como infección por la bacteria Helicobacter pylori, gastritis crónica atrófica y la anemia perniciosa.

 Síntomas

  • Indigestión persistente.
  • Ardor de estómago.
  • Náuseas y vómitos.
  • Heces oscuras o indicios de sangre.
  • Cambios en el ritmo intestinal o urinario.
  • Pérdida de peso.

 Diagnóstico temprano

  • El principal estudio para detectar el cáncer de estómago es una endoscopía, la cual debe realizarse a partir de los 40 años.